18 jul. 2010

Hada del Muérdago

El muérdago crece en el manzano, aunque los druidas lo apreciaban cuando crecía en la encina. Se consideraba que sus frutos eran el semen del Dios que fertiliza la tierra, así que crecían en un matrimonio sagrado entre estos.
El muérdago se cosecha con una hoz dorada: su forma rinde tributo a la luna, mientras que su metal saluda al sol.

 Como crece sin tocar el suelo, se cree que el muérdago es una especie de símbolo del momento de la encarnación, de la entrada al tiempo, y es muy valorado como fuente de la sabiduría como la fertilidad de la mente.
A pesar de las connotaciones masculinas, el hada del muérdago es bastante femenina. También es una gran protectora de los niños, que simbolizan fertilidad y promesa de futuro.

Estas hadas son muy sabias y nos pueden enseñar a hacernos invisibles y a fundirnos con el fondo para observar con mayor agudeza.
Junto con el hada de la encina, la del muérdago ofrece imágenes de futuro y lecciones sobre el hogar y el propósito autentico del alma.

No hay comentarios: