8 sept. 2010

Penates


Los penates son hadas domesticas, compañeras de los Lar. Se parecen mucho a los Lar en muchos sentidos, pues su función también era proteger y guiar a la familia. No obstante, aunque se las vinculaba a la chimenea y a la atmosfera central del hogar, también estaban vinculadas al almacén y a la cosecha.

La función de los penates era asegurar que la familia siempre estuviese bien provista de comida, que la cosecha resultara bien y que todos sus frutos y productos fuesen abundantes y estuviesen bien  guardados.
Como ofrenda, se dejaba una luz encendida y se ponía delante un plato con sal.
La sal era muy valorada como conservante y regalo de la Diosa y se dice que mantiene alejados a los espíritus malignos. La sal era por tanto un símbolo del poder de conservación y protección de los Penates.
Como muchas hadas los Penates eran dioses  que aseguraban prosperidad y seguridad, pero vieron degradado su estatus al de "simples" hadas.

Podemos considerar a los Penates espíritus del lugar, guardianes de la familia y de la naturaleza, por ello merecen honor y respeto ya que fomentan la atmosfera familiar del hogar y los miembros de la familias se sienten mas seguros y protegidos.