20 oct. 2010

Dedos de luz

Se todos los grupos de ladronzuelos con dedos luminosos que viven en Faeryland, este, (cuyo nombre traducido exactamente sería "Brillante tomador de cosas prestadas") es lejos el más famoso. Pequeños, hábiles y muy astutos, no pueden mantener sus manos lejos de las cosas que les atren, como los objetos brillantes desde anillos con diamantes hasta papeles plateados y envoltorios.

Roban todo lo que encuentran y lo guardan en escondrijos secretos en territorio de Hadas. Ellos dicen que sólo están tomando prestados los objetos, pero es sabido que las hadas no tienen mucha memoria para las obligaciones. Cuando recuerdan que deben regresar lo tomado, usualmente muchos años después, ya han olvidado dónde escondieron el tesoro.

 Los Dedos de Luz muchas veces han descubierto sus propios tesoros creyéndolos de otros y habiendo olvidado dónde estaban. Volviéndoselos a llevar, se robaban a sí mismos lo que antes habían hecho desaparecer de otro lado. Los Dedos de Luz viven vidas de pacíficos días, a pesar de que a veces tienen altercados con sus víctimas. De verdad ellos disfrutan con estas travesuras, observando a los enloquecidos humanos buscar sus cosas perdidas.

 Semejan niños de alrededor de 8 o 9 años, son muy delgados y bajitos, y sus dedos tienen una luminiscencia clara, que se intensifica cuando han encontrado algo que robar, brillando como estrellitas en las finísimas yemas.