30 ago. 2010

Hada del invierno

No penséis que las hadas desaparecen en Diciembre, o que se quedan en sus casas de cristal, a cubierto de la nieve y de los vientos helados. Nada de eso. 

Las Hadas del Invierno emprenden una intensa actividad. Se ocupan cuidadosamente de los árboles y las plantas perennes, como el pino o el boj, y previenen o reparan los daños que pueden ocasionar la nieve y el frio en los arbustos más frágiles. Al igual que las hadas de otras estaciones, las del invierno están perfectamente preparadas para su tarea, e incluso sus vestidos se confunden con los colores de la vegetación invernal.

Desde los limpios tonos blancuzcos de las hadas del lirio de invierno y del endrino, los amarillos de los elfos del tejo y de la pequeña hada del bonetero, y el violaceo del elfo de la ortiga muerta.

Y es que los colores que lucen las hadas y los elfos del invierno se corresponden con los de las plantas y las flores a los que están vinculados. Pero entre todos ellos destacan de una manera especial el hada del árbol de navidad y el elfo del acebo como los más representativos del solticio de invierno.

 La noche del 22 de diciembre, el hada del árbol de navidad, llevando una varita luminosa en la mano, encabeza el cortejo del carnaval de invierno del país de las hadas. Las demás llevan ramas de abeto y entonan villancicos excepto el hada del bonetero y el elfo del tejo, que iluminan con velas la oscuridad entre la maleza, y el elfo del acebo que, vestido como un bufón errante, con campanillas en el gorro y los zapatos, distraen a la comitiva con juegos malabares.

 Las hadas patinan sobre los helados charcos, construidos por las hadas de los hielos, y beben un sabroso té a la menta para entrar en calor. Las más jovenes se lanzan bolas de nieve del tamaño de un guisante y juegan a espantarse con ramitas de muerdago.   Cada año, el llegar del invierno es un momento mágico y hermoso. El suelo se endurece con el hielo y las hadas se adueñan de los campos y de las montañas silenciosas, solo perturbadas por el silbido del viento, y cubren el paisaje con un manto blanco.

No hay comentarios: