20 sept. 2010

Hechicera


También conocida como la Hechicera Azul, para otros Annis la Negra o la Dama de la Muerte, se considera que es una criatura única. El término denota a una mujer sabia o sagrada que conoce palabras de poder y puede predecir el futuro. Descrita con frecuencia como originaria de Escocia, es posible encontrarla en lugares tan remotos como Egipto o Tierra Santa.

Una anciana con ropas harapientas de color azul o negro, la Hechicera camina de noche con un báculo de acebo y un cuervo carroñero posado en el hombro. Parece conocer el destino de cualquiera con el que se encuentra, y suele ser representada con un velo que le cubre la cara, como símbolo de que a ningún hombre le está permitido saber cómo será su muerte. En Bretaña y Francia se la conoce como la Korrigan, que aparece como una mujer deseable y encantadora por la noche y como una repulsiva bruja durante el día.

Algunos dicen que si un pretendiente se preocupa sinceramente por ella y no la rechaza durante el día, se vuelve hermosa todo el tiempo. Muchos creen que no es exactamente un hada, sino un avatar de la triple diosa en su aspecto de anciana.

La leyenda habla de su mal temperamento y su genio vivo: aquel a quien toca con su báculo muere. Los Cainitas pueden caer en letargo (aunque el sol les matará si no están a cubierto durante el día). Quienes tratan a la Hechicera con respeto pueden escapar de su destino y quizá hasta encontrar fortuna. Se sabe que ha dado a quienes la han complacido crípticas pistas que conducían a tesoros enterrados o perdidos, o consejos que les han ahorrado muchas penalidades. Su conocimiento y su sabiduría son legendarios, y quiénes buscan a la hechicera para aprender de ella rara vez son rechazados; no obstante, esto tiene un precio. Dependiendo del humor que tenga en ese momento, los regalos que se le hayan ofrecido, el respeto mostrado y la razón por la que se buscan sus conocimientos, puede pedir algo tan fácil de encontrar corno un peine de madera, o tan dificil como una pequeña flor rosa que crece sólo en las más altas cumbres de los Cárpatos.

La Hechicera es más poderosa durante los meses de invierno, después de Samhain, y entierra su báculo durante los meses de verano, recuperándolo cada año en la víspera de Samhain, Se supone que si alguien lo encuentra, tendrá poder sobre todos los humanos. Aunque la Hechicera conoce muchas tinturas y hierbas curativas que pueden ser efectivas incluso para los vampiros, se dice que su sangre es un veneno mortal para los Cainitas.