16 sept. 2010

Piliwiggins


Las Pillywiggins son unas Hadas climáticas asociadas siempre con la primavera, pequeñas criaturas aladas que se asemejan a los Pixies, pero son más tranquilas que ellos y no tan juguetonas. Su sólo propósito parece ser cuidar a las flores de la estación.

Viven junto a las que crecen silvestres, al pie de los grandes robles. Están siempre en grupos, no tienen ningún tipo de rechazo con los humanos, pero se muestran sólo medianamente o poco interesadas en ellos. Se las ha visto haciendo parodias de la gente, imitando sus  ceremonias, como casamientos y danzas, pero nunca descendiendo hasta ellos para gastar bromas, ni asustando a nadie.

 Estas Hadas son las ayudantes de los Dioses de la Primavera, quienes cultivan y cuidan las jóvenes flores al llegar cada año esta época. Las Pillywiggins pueden ser muy diminutas, a tal punto que se las ha podido ver montadas sobre abejas y volando de flor en flor.
 La Reina de las Pillywiggins, Ariel, se dice que fue vista volando a lomos de palomas u otras aves, y es de cabello rubio, muy bella y seductora. Viste un traje muy liviano, casi transparente y blanquecino, duerme sobre un lecho de tréboles, y puede controlar los vientos. No puede hablar, pero se comunica a través de hermosas canciones y tonadas. A pesar de que hace muchísimo tiempo que no se la ha visto por los bosques, se cree que aún vive en algún punto alejado y boscoso de la Tierra de las Hadas.

 Son originarias de Inglaterra y Gales.y han recibido otros nombres, como "Hadas de las Flores"o "Hadas de la Primavera". Muchas veces se las ha confundido con los Pixies o los Seres del Musgo (Moss People), pero son bien diferentes de ellos. De los primeros las distingue su carácter apacible y sosegado, y de los segundos, las alas, ya que las de ellas no son de mariposa sino más pequeñas, transparentes y delicadas.

 En casi todos los países y culturas existen seres que guardan correspondencia con las Pillywiggins como Hadas de la Primavera o protectoras de la flora estacional, algunos las personifican como ángeles o etéreos espíritus, pero la raíz es evidentemente la misma, ya que todas estas criaturas relacionadas con las flores provienen de las Alseides griegas, diversificadas con el tiempo en especies y variedades, ya sea folklóricas o regionales.