31 oct. 2010

Nereida

Las nereidas marinas son unas hadas de gran belleza, de piel muy blanca, y aunque no son inmortales, su lapso de vida es extremadamente largo. Puede resultar muy peligroso el observarlas cuando juegan o toman el sol en la superficie, ya que no les gusta ser vistas por el hombre, salvo cuando ellas lo desean.

 Su carácter es apacible, pero si se enfurecen, como el mismo mar, son capaces de ocasionar grandes daños. Las nereidas pueden considerarse como representación de la infinita variedad de fenómenos y aspectos del océano; y muchos e sus nombres indican las cualidades físicas que personifican, como Galataia (la que es blanca como la leche) aludiendo a la espuma de las olas.

Hay nereidas que expresan el sentimiento de la belleza del mar, como: Agaué, admirable, magnífica, Epató, amable, etc. La mitología pone como morada de las nereidas al Océano, en cuyo fondo habitan en compañía de sus padres Nereo y Doris. Como su padre, las nereidas son divinidades bienhechoras y protectoras. Los navegantes las invocan para obtener una feliz travesía. Son inseparables compañeras de los delfines, y nunca se encontrará una de ellas sin al menos uno a su alrededor. Generalmente se las representa en forma mitad pez y mitad mujer. El tridente, el delfín y una rama de coral, todo agrupado, son sus símbolos.

No hay comentarios: