14 feb. 2011

Las islas de las hadas

Uno de los temas más persistentes de la mitología europea es el de las islas bienaventuradas o islas afortunadas situadas más allá del sol poniente.
Estas islas, ya sean las moradas de las hadas, los dioses  o los muertos, son, como su nombre indica, tierras donde todo es felicidad, paz y abundancia, sin necesidad de labrar ni sembrar, y en los árboles hay siempre fruta.
Pasan los días en festines, cazando, haciendo el amor o gozando de una deliciosa música. Pueden incluso entregarse a su pasión  por las batallas, ya que los que un día mueren, pueden alzarse al siguiente, con sus heridas cicatrizadas.
Algunas de estas islas flotan y otras se hallan sumergidas y solo salen a la superficie por la noche.
Puede conseguirse que estas islas permanezcan en la superficie, solo si a ellas se lleva fuego o acero. No obstante, sigue evadiéndose de quienes la buscan, pese a estar señalada en los mapas primitivos.

No hay comentarios: